La Amatista la piedra del mes de Febrero

A lo largo de los siglos las piedras preciosas se han asociado a los meses del año, y por lo tanto, a los signos del zodiaco.

La Amatista es la piedra natal del mes de febrero, una piedra que desde la antigüedad se asocia a la realeza por su color morado y que durante siglos estuvo únicamente disponible para aquellos en posiciones de poder.


Su nombre proviene del griego Amethysto. Cuenta la historia que este nombre era el de una bella doncella griega cortejada por el Dios Dionisio, el cual no era correspondido. Amethystos desesperada por deshacerse de su insistencia, acudió a la Diosa Artemisa y le pidió ayuda para librarse del dios del vino. Fue así como Artemisa decidió convertirla en un cristal blanco para esconderla. Sin embargo, Dionisio la encontró y al no poder revertir el hechizo, vertió vino sobre los cristales, los cuales se tornaron de color púrpura. 

La amatista es una gema que proporciona calma emocional. Se dice que ayuda a devolver la paz interior, favorece la confianza en uno mismo y aporta lucidez. Además es una piedra que aumenta la creatividad y la imaginación. 

En Blanca Barcelona cuidamos que nuestras Amatistas estén talladas con suma precisión y que su transparencia sea cristalina, ya que de eso dependerá su calidad. Los pendientes tipo dormilonas con esta gema son perfectos para realzar las facciones, así como los anillos trilogía o nuestro solitario Luna.

Además, esta piedra también simboliza un vínculo fuerte entre dos personas. Por ello, si deseas regalar una joya que represente la serenidad, la paz y equilibrio mental, y que su mensaje sea “no pierdas tu esencia”, la Amatista será la elección idónea. 

Sin duda, esta maravillosa gema se encuentra dentro de nuestras favoritas y es la protagonista de numerosas joyas que encontrarás en nuestra web Blanca Barcelona. 

productos